jueves, 25 de diciembre de 2008

DESEO

Para quienes no lo recuerdan, o eran muy jóvenes en ese momento, Miguel Repiso, Rep, creó un personaje digno de la mitología criolla, el Caramonchón, que vivía en una laguna, y procedía a comerse a cuanto personaje desagrable osaba acercarse a su morada.
Para que mis deseos navideños sean completos, deseo que regrese el Caramonchón, y se coma a unos cuantos, y a modo de lista, van algunas sugerencias, para que el lector elabore la suya propia y me la comunique, o no. Ahí va, en nombre del buen gusto: Elisa Carrió (con cruz y todo), Vergoglio (sí, con v corta), Ernestina Innoble (y toda su cohorte de escribas y lenguaraces), Buzzi, Bussi (padre e hijo), Cecilia Pando (con todos sus defendidos), Menem, Duhalde(el bañero), Cleto, Mirtha (la gemela malvada), Susana, Tinelli (no le alcanzó la guita), Grondona (Mariano), Aldo Rico, Vilma Ripoll, Ibarra y Telerman (Fresco y Batata), el rabino Bergman (perdón, zeide), y unos cuantos más...
Agreguen o ratifiquen la lista, igual no es para desearle mal a nadie, pero como dijo el dueño de la casa velatoria de mi pueblo, "que no falte el trabajo". Y veinte kilos de Uvasal para el Caramonchón.
Muy Feliz Navidad, próspero Año Nuevo, Santas Pascuas, Solemne Ramadán, Feliz Jánuca, y otra vuelta Boca.

jueves, 18 de diciembre de 2008

CIVISMO

Por fin supe la verdad. Tras meses de vivir engañado, pude acceder al conocimiento fundamental. La política para mí fue develada por completo. Durante todo este tiempo he creído, equivocadamente, que esta decisión favorecía a los dueños oligopólicos de la tierra. A quienes controlaron y controlan las agroexportaciones desde siempre. A los semilleros internacionales que venden transgénicos, a los ávidos productores con ansias de terratenientes. A los fabricantes de suntuarios para piojos resucitados. A los partidos de la oposición, a los periodistas de la oposición, si acaso hay otros, a la televisión y las radios de la oposición. A los chupamedias de los poderosos. A los que especulan con las necesidades de los demás. A los opinadores a la bartola. A los profetas del odio, sin la yapa. A los constitucionalistas imbuídos del espíritu de 1853. A los que compran dólares rogando que el país se vaya al diablo para hacer una diferencia. A los que extrañan a Videla, a los que citan a Sebrelli. A los que sufren por la llegada de inmigrantes morochos. A los que creen que la Argentina termina en Santa Fe y Coronel Díaz, en fin a todos esos que deseaban que nos fuera a todos para la miércoles; pero resulta que no. Resulta que el voto no positivo del intelectual cuyano cleto Cobos no fue una mano para todos ellos, sino un favor que este simpático representante de si mismo le hizo al gobierno, librándolo de una asonada civil como la toma de la Bastilla o el Abierto de Polo de la República. Que su actitud republicana cuidó de las instituciones democráticas aún contra la voluntad presidencial, emperrada en controlar los ingresos privados en haras, dios nos libre y guarde, del bien común. Gracias al señor pude enterarme que el vicepresidente de la Nación es un demócrata convencido, un hombre de las instituciones democráticas, y no, como su actitud durante la votación senatorial de la resolución 125 lo mostró, un traidor junaigransiete que se olvidó de los votantes que le confirieron una obligación indelegable, para pasarse con armas y bagajes a las huestes de todos los antedichos, prohombres de la patria. Lástima que no me di cuenta antes, caramba...

lunes, 15 de diciembre de 2008

MAPAS

Una brillante iniciativa del adinerado empresario del peronismo colombiano De Narváez se ha presentado en sociedad. Se trata del mapa del delito, un sitio en el que se puede señalar aquellos lugares en los que la sociedad se ve agredida por el crimen, para brindar una información de primera mano a la indignación pública por la ola delictiva que nos azota, o los azota. Lo que sería conveniente señalar en este mapa es por ejemplo, el domicilio de las comisarías de cada barrio, pues si se quiere encontrar coimeros, ése es el lugar. También podrá encontrarse en estos lugares desidia, amenazas, abuso de autoridad, enriquecimiento ilícito de los comisarios y oficiales de calle, protección a las actividades ilegales, torturas, persecución a los colegas honestos, que los hay, falseamiento de pruebas, complicidad para la fuga, y todas aquellas actividades que hacen que los ciudadanos comunes, de a pie, tengamos temor a los uniformados, y crucemos de vereda al verlos, para evitarnos problemas. Sobran pruebas de lo que se expone aquí, y no está en nuestras manos ponerle coto a tal situación, pero bien puede servir esta reflexión para saber que si se quiere terminar con el delito, no será seguramente con la policía que supimos conseguir, mejor dicho, que debemos soportar. Para ampliar estos conceptos, es bueno leer "La Bonaerense" libro de Ricardo Ragendörfer, donde se explica en detalle lo aquí apenas se enuncia, como un simple aporte.

martes, 2 de diciembre de 2008

GOL

Ultimo momento. Diego Capussotto ha ganado una distinción en la repartija Clarín de favores. Pero lo suyo es justo. Es tan insoslayable que es justo, que se ganó la Figura del Año. El tipo que nos hacer reír, que no nos boludea, que hace de la televisión pública una herramienta de cultura popular auténtica, se lleva un premio que largamente merece. Es de esperar que se le sucedan los éxitos, para nuestro bien, el del buen gusto y el del buen humor, así hace de nuestra vida algo un poco mejor de lo que nosotros mismos hacemos. Y que la prosperidad sea con él de una buena vez, se lo deseo de todo corazón, yo, que a este insigne hincha de Racing Club todavía quisiera verlo hacer la marianela, aunque sea en la canchita del club SABER. De verdad, Grande Diego!!!!

lunes, 1 de diciembre de 2008

MONOPOLIO

video

Debo este video a los amigos de Poder de Cuarta , que gentilmente ceden esto que me hubiera gustado decir. Ellos lo han hecho mucho mejor de lo que yo hubiera podido, y si bien no es la tónica de este blog publicar trabajos de otros blogs, me parece muy necesario hacerlo, como así también pedirle al navegante que pase por aquí que lo difunda.